Micaela García tenía 21 años, era estudiante del Profesorado de Educación Física y militante del Movimiento Evita. El sábado 1 de abril salió a bailar y después de eso no se supo más de ella. Luego de casi una semana de búsqueda, esta mañana encontraron su cuerpo sin vida en Gualeguay (Entre Ríos), después de que el principal sospechoso fuese capturado y confesara donde había dejado el cuerpo. Inmediatamente la bronca se anudó en las gargantas de todas y todos los que batallamos contra el patriarcado. Y la bronca se hizo movilización que atravesó la geografía del país.

 

LA RESPONSABILIDAD ESTATAL

En el campo de las organizaciones populares y feministas, cada vez se hace más claro que la consigna “el Estado es responsable” acierta ampliamente en denunciar al garante y promotor masivo de la violencia machista. En esta ocasión, la responsabilidad estatal es más que evidente, ya que el violador y asesino de Micaela, Sebastián Wagner (cuyo auto siguiendo a Micaela fue captado por cámaras de seguridad), había sido condenado a prisión en 2012 por la violación de dos estudiantes en el año 2010. No obstante, el juez Juan Carlos Rossi le otorgó la libertad condicional que le permitió violar y matar a Micaela.

Este hecho, convierte al juez misógino en responsable directo del femicidio. Como no podía ser de otro modo, inmediatamente el Estado garantizó fuerzas policiales en la casa de Rossi para protegerlo de posibles escraches.

Así funciona la justicia patriarcal. Por un lado libera a violadores, secuestradores y femicidas, otorga domiciliarias y absuelve con todo tipo de excusas como “buena conducta”, “enfermedad” o “falta de pruebas”. Como contrapartida, cae con todo su peso sobre las mujeres del pueblo. Esos son los casos de Belén en Tucumán y Reyna Maraz en Buenos Aires, cuyas libertades conseguimos con la lucha feminista y popular. También es el caso de Dayana Gorosito en Córdoba y de Higui en Buenos Aires, quienes se encuentran en las cárceles del machismo, de donde las vamos a arrancar para la libertad.

 

GOBIERNO PRO-FEMICIDIOS

En medio de la conmoción que sacudió al país ante la aparición del cuerpo de Micaela, a quien todavía esperábamos encontrar con vida, hubo una mujer que no tuvo empacho ni vergüenza y mucho menos solidaridad. Se trata de Maia Ferrua, empleada macrista, quien fiel al odio de clase y expresión de un gorilismo sin límites, publicó en redes sociales: “Ahora van a decir que a Micaela García la mandó a asesinar Macri porque era del Movimiento Evita jajaja… Parece que a todos les llega por juntarse con ese tipo de gente hay que tener mucho cuidado con las amistades que se hacen en este tipo de… agrupaciones? si se le puede llamar así a esa manga de mafiosos y patoteros ignorantes.”

Repudiamos las barbaridades dichas que sólo justifican los femicidios y culpabilizan a Micaela. Y una vez más confirmamos que la lucha feminista está íntimamente ligada a la lucha de clases. Las mujeres trabajadoras, la comunidad lgtttbiqp y del campo popular tenemos nuestro lugar en la primera fila de lucha contra el capitalismo y el hétero-patriarcado.

 

EN LAS CALLES: ¡JUSTICIA POR MICAELA!

Hoy, en varias ciudades del país se llevaron a cabo concentraciones y movilizaciones. Entre lunes y martes próximos, estas se reeditarán en todas las provincias, exigiendo Justicia por Micaela y con una clara denuncia al Estado patriarcal.

Desde la Corriente de Izquierda Poder Popular estuvimos en la calle y mantendremos nuestra participación activa en esta lucha. En el Obelisco, en La Plata, en Mendoza, Moreno y en San Miguel, entre otros lugares, expresamos nuestra solidaridad con la familia de Micaela y con todas las compañeras y compañeros del Movimiento Evita, a quienes hacemos saber que estamos a disposición para lo que se necesite.

Seguiremos saliendo a las calles para luchar por nuestros derechos, nos seguimos organizando y uniendo porque si nos tocan a una respondemos todas, porque no queremos ni una muerta más por abortar, desaparecidas por las redes de trata, ni justicia machista, ni femicidios. Porque no vamos a parar hasta destruir al patriarcado y al capitalismo.

 

¡Cárcel a los femicidas Sebastián Wagner y Juan Carlos Rossi!

 

¡Basta de justicia machista: libertad a Higui y a Dayana Gorosito!

 

Ni una menos. Vivas nos queremos. El Estado es responsable.

 

¡Que capitalismo y patriarcado caigan juntos!

¡TODAS Y TODOS SOMOS MICAELA!