Juicio y castigo a los responsables politicos y materiales

 

Luego de casi 80 días el cuerpo de Santiago apareció en el Río Chubut. En el preciso lugar donde fue encontrado, ya se habían realizado rastrillajes en otras ocasiones y era de escasa profundidad. No quedan dudas que el cuerpo fue "plantado" y que el Estado es responsable tanto de la desaparición fruto del operativo represivo de Gendarmería como del posterior intento de encubrimiento.

 

En todo momento el accionar del Gobierno de Cambiemos, sustentado en un apoyo explicito de los medios de comunicación, buscó sembrar hipótesis falsas sobre Santiago, mintió de manera descarada, difamó a su familia y criminalizó a la comunidad mapuche de la Pu Lof.

 

El sostenimiento de Patricia Bullrich como Ministra de seguridad y de Pablo Nocetti como jefe de gabinete de dicho ministerio, quien dirigió personalmente la represión del 1 de agosto, son la muestra más clara del encubrimiento político de Macri y compañía.

 

Fue el masivo apoyo popular que tiene la causa de Santiago y que se manifestó en las calles desde el primer día lo que permitió desbartar estos operativos de impunidad. Ahora, es más necesaria que nunca la movilización unitaria del conjunto del campo popular, de los diversos organismos de Derechos Humanos, organizaciones sociales y políticas como garantía para que haya verdad y justicia. Esta es central, además, para hacer frente al avance represivo del gobierno de Cambiemos que se manifiesta también en la detención de Facundo Jones Huala por luchar contra la entrega de tierras a los terratenientes, en el procesamiento de las y los detenidos del 1 de septiembre en Plaza de Mayo o en sus intenciones de garantizar la impunidad de los genocidas de la última dictadura.

 

Sigamos movilizados y movilizadas en unidad:

¡Justicia por Santiago!

¡Juicio y castigo a los culpables!

¡Renuncia inmediata de Patricia Bullrich y Pablo Nocetti!

SANTIAGO MALDONADO: ¡PRESENTE!